martes, 17 de julio de 2012

Océano Atlántico. La columna de Eduardo Diaz 03 (ESP)


Aquí les dejamos la tercera columna del recién papa Eduardo Diaz desde Gran Canaria donde tiene su escuela Second Reef. Entre su nuevo ritmo de sueño o mejor dicho falta de sueño, Eduardo encontró el tiempo de describir el paraíso que son las Canarias donde vive ! Aquí va...

Como si de un paraiso en miniatura se tratara tu sueño, en mi caso es pura realidad. Vivir rodeado de mar, rodeado de islas, de un archipiélago donde la mayor parte del año es bombardeado por miles y miles de olas procedentes de  todas las direcciones existentes.

Dependiendo de la fecha, del momento, del lugar donde te encuentres y donde te apetezca surfear. Hoy por hoy, es mucho más fácil acertar con el spot  y disfrutar de la mejor sesión del día. Los avances de las webs especializadas en meteorología, la llamada a tu amigo local u otras maneras, te facilitarán los partes de olas, de vientos  e incluso de la masificación de surfers en tu lugar predilecto.

Estar en contacto con el agua salada desde los doce años de edad, la vida  me ha permitido disfrutar a tope del bodyboard, del surfing, del windsurfing y actualmente del stand up paddling, un privilegio y un acierto haber tomado en su día esta decisión tan grata de practicar  deporte en el océano.


Escuchar hablar del océano atlántico, es escuchar islas púrpuras, es hablar de las islas canarias, del buen clima, de enormes playas y de buenas olas. Donde la mayor parte del año puedes practicar surf en boardshort, donde la temperatura del agua no desciende por debajo de los diecinueve grados en invierno y con un traje de dos milimetros será más que suficiente.

Canarias, un paraíso en miniatura, donde nos afama la tranquilidad y la bienvenida a los turistas y surfers, donde con mutuo respeto podrás hacer surf donde te apetezca. Spots con fondos de arena, de piedra redonda o callao e incluso arrecifes de roca volcánica, sus orígenes.


Un origen digno de conocer, de explorar sus siete islas mayores, lanzarote, fuerteventura, gran canaria, tenerife, la gomera, la palma o el hierro, y sus seis islotes, la graciosa, alegranza, montaña clara, lobos, roque del este y roque del oeste.

Desde mi casa al último destino, me separaban apenas tres horas, que junto a mi compañía y una buena selección de música, era cuestión de un instante. En mi iphone, me descarté por Pearl Jam,  el último de Foo Fighters y el fenómeno de Tha Trickaz. Desde mi punto de vista, la buena compañía y un buen repertorio de música, son de suma importancia para pasar algunos días fuera de casa.

Como buen canario que soy y  haber recorrido las islas en multitud de  ocasiones, moverme en busca de buenas olas era más fácil, aún teniendo en cuenta que estamos en verano y no podíamos pedir demasiado. Incluso así, los ánimos fueron bastantes  ya que me dirigía a la isla de tenerife, donde nos esperaba mi buen amigo y mundialista Félix Palmero.


Entre mis tablas para estos días, se encontraban para la sesión de surf, mi pequeña hokua 7’8 y su hermana mayor 8’5. Por otro lado y aprovechando el buen viento alisio, sobre el techo de mi Volkswagen tenía una javelin de 14’’ para entrenar fuerte con un buen downwind de  unos 27 - 30 kms.

Tratándose de la isla de tenerife y la cercanía entre nuestro apartamento y el siam park, no era de extrañar nuestra visita al wave palace para una nueva sesión de fotos, pero de esto preferiría contarlo en la próxima columna.

Una vez desembarcados del ferry, una llamada nos confirmaba un divertido baño en una de mis playas predilectas del norte. Con tan buenos recuerdos en este spot,  surfear aquí en el socorro, resultaba para mí un buen comienzo de mi estancia en la isla.


Los contrastes entre las montañas tan altas y el color del mar, hacen de este lugar una playa excelente e inimitable. El ambiente fue muy grato. Padres e hijos disfrutaban de un buen día de surf en un gran día de verano. Bodyboarders, surfers y curiosamente, un único paddler recién bajado del ferry y contentándose con uno de sus juguetes predilectos, la hokua 7’8.

Olas que llegaban al metro, cubiertas del viento por las montañas y con los  sets tan contínuos, hacían de la sesión mi mejor bienvenida a la playa de el socorro.

Las islas canarias  serán siempre una excelente opción como destino para unas buenas vacaciones y hacer paddle surf. Entre los meses de octubre a marzo será el mejor momento, el swell de oeste es muy frecuente por estas fechas y las olas  no defraudarán. Como en cualquier lugar del mundo, la relación entre el surfer y el sup cada día es mejor, aún así, te aseguro que donde hay respeto, hay paz!!

Nos vemos en el océano atlántico!!


No hay comentarios :

Publicar un comentario