viernes, 29 de junio de 2012

Ya pueden leer la SUPing Magazine #3


Ya salio la tercera edición de la SUPing Magazine desde España con lo mejor del SUP mundial en formato de revista digital. Aqui les dejamos el editorial de nuestro colega: Migue Martin y la revista completa a disfrutar al final del post además de agradecerle la publicación de nuestra primera expedición a Magallanes.
Ya está aquí el verano, un año más vuelve el calor, se van las olas, se abarrotan las playas, los guiris se ponen como salmonetes y, en muchas de nuestras costas, prohiben la práctica de deportes de agua hasta cierta hora para no molestar a los turistas que vienen a disfrutar de nuestras costas. Algo que, sinceramente, no entiendo y por más que me lo expliquen me va a ser difícil de comprender.

En una de las playas donde suelo ir a surfear, los pocos días que entran olas por aquí abajo al sur de la península, ahora me encuentro con la grata sorpresa de que esos 3 días mal contados de olas de todo el verano, no puedo entrar al agua hasta las 8 de la tarde por prohibición municipal, y si haces caso omiso te llevas tu correspondiente multa, eso si, siempre mirando por la seguridad de la gente, lo de recaudar es secundario. Sinceramente esto me parece una total falta de respeto a los que vivimos aquí y que disfrutamos de la playa sea cual sea la época del año, y ahora, por “favorecer” a los que vienen a pasar una semana y, en muchos casos, a poner pegas a todo lo que ven y a todo sitio que pisan, yo no puedo disfrutar de mi playa. Hasta cierto punto puedo llegar a entender mínimamente que esto pase en las ciudades y focos turísticos por excelencia, pero ya si que no alcanzo a que esta prohibición se haya extendido a algunas playas de Cádiz donde, como norma general, la mayor parte del turismo que acude a la zona va expresamente por las olas y por las condiciones que estos lugares nos ofrecen, playas donde no hay hoteles, donde apenas hay chiringuitos y donde, por suerte para muchos y por desgracia para otros que quieren que esto cambie, lo único que hay es arena, agua y olas, y ojalá que así siga siendo.

Está claro que nunca llueve a gusto de todos y que cada época del año tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. También está claro, y no lo discuto en ningún momento, que todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la playa. Ahora, ya entrado el verano y las buenas temperaturas que tantas ganas teníamos de que llegaran, me acuerdo de esas mañanas de invierno y de primavera, con la playa solitaria, una imagen imposible de ver en estas fechas en la que es difícil ver la arena entre las sombrillas de los domingueros.

Ahora, un verano más, empiezo a echar en falta la “libertad” con la que se disfruta del mar en otras épocas del año, épocas en las que no paro de pensar en cuando llegara el calor para poder tirarme al agua en bañador, y ahora que me tiro al agua en bañador ya empiezo a tener ganas de que se empiecen a vaciar las playas, aunque esto conlleve ponerse el neopreno. Siempre queremos lo que no tenemos.

Fuente: SUPing Magazine
.


No hay comentarios :

Publicar un comentario