jueves, 5 de abril de 2012

Lo último en tablas, Carlos Di Pace y las Tablas X-torsion


Por Facundo Diaz, Argentina. Sin dudas el último mundial no solo reunió a los mejores riders del mundo sino que ademas ofició de vidriera para conocer los últimos adelantos tecnológicos en equipamiento.


Un rider que no pasó desapercibido fue el legendario Carlitos Di Pace (ver nuestra entrevista aquí) y no fue solo por su performance, que le permitió a Argentina ocupar el 6to lugar del mundo, sino también por la tabla en la que corría.


La tabla, una  X-torsion 8`,4`` fue desarrollada integramente en Argentina por los Astilleros Ulua http://uluasurf.com/ especialmente para Carlitos. Tanto riders como shapers de todo el mundo que se encontraban en Peru durante el mundial, elogiaron la calidad, el shape y la performance de esta tabla que ya ubica a las tablas X-torsion como una de las referentes a nivel mundial en el SUP Surf de alta competencia.


Esto es una muy buena señal para el país, ya que contar con tecnología de punta es clave para el desarrollo a nivel competitivo de la especialidad.

Se sabe que actualmente el equipo técnico de X-torsion Surfboards se encuentra en pleno desarrollo de tablas de Racing, lo cual también es una excelente noticia. Primero por la escasa oferta de tablas de alta performance en el país, pero mas aún por que resulta clave para los Riders profesionales contar con la posibilidad a nivel local de desarrollos custom, que les permitan alcanzar su mayor potencial en las competencias Elite.


Cabe destacar que en casi ninguna competencia Elite a nivel mundial los riders compiten con tablas standar, sino que recurren a desarrollos específicos considerando su peso, altura, potencia y condiciones en las que deben competir.

Felicitaciones a X-torsion Surfboards y el mayor de los éxitos en sus nuevos desarrollos.

Y felicitaciones al "Che Carlitos" por su actuación inmortalizada en estas fotos de la ISA.


Fuente: Facundo Diaz - StandUpPaddle.com.ar
.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada