viernes, 20 de abril de 2012

El verano polinésico. La columna de Chris Conry 02 (Rapa Nui)


Ya se termino el verano en la isla la más aislada del mundo: Rapa Nui.

Es el fin de las vacaciones escolares, entonces los jóvenes pascuenses se devuelvan a las universidades en el continente y se va también la horda de turistas que vinieron para ver el festival de la Tapati Rapa Nui. Ahora, este pueblo polinésico vuelve a su ritmo normal.

El famoso verano que todos esperan. Símbolo de agua tibia (23-25°C), surfear en short, “swells” abundantes de Sur-Oeste y De Norte (desde Hawaii), viento off-shore y atardeceres que nos permitan de surfear después la pega hasta las 22hrs. Siempre es un placer paradisíaco para los que tienen la suerte de poder disfrutarlo.


Pero este año, ¡fue malo el prometido verano!


Lluvia, viento on-shore y “swells” cortos. Nunca vi esto en 5 años en la Isla de Pascua.

Pero para entender este drama, volvemos al inicio del verano:
Cada año desde el mes de diciembre el mar empieza a transformarse en una piscina tibia con olas lisas y tubulares. Además sopla todo los días un viento off-shore que permite de refrescarse la piel del sol quemador. Empezamos a sacar las poleras de neopreno para surfear en boardshort. Que delicia el verano en Polinesia. La populación de surfistas empieza a crecer de nuevo con la vuelta del continente de los jóvenes pascuenses que vinieron a disfrutar el sol de su querida tierra.


Creo que es el único lugar en el mundo donde el verano significa temporada de buenas olas. Viví en Francia hasta los 30 años y allá el verano significa olas chicas llenas de surfistas y bañadores y las playas de arena llenas de chicas en bikini. Aquí también las olas están cada año más llenas de surfistas, bodyboardistas, bodysurfistas y chicas en bikini pero siempre hay un momento para surfear tranquilo. Esto es la magia de la Isla de Pascua.

En Diciembre: muy pocas buenas sesiones, ¡la culpa a los vientos de Oeste!… En enero también… ¿pero a dónde están los swells prometidos del verano pascuense?


Tuvimos que esperar el inicio de febrero para tener por fin olas dignas del poderoso Océano Pacifico. Un swell salvador de Norte- oeste que duro más de 5 días… Gracias a las islas Hawaianas por enviarnos este regalito. El spot del Motu Hava se volvió loco: Olas con un promedio de 1m50, perfectas por el SUP: bien abiertas, largas, ideales para hacer maniobras radicales. Adrenalina, sensaciones fuertes y algunas buenas caídas.


Seguro que para surfear tranquilo durante 5 días estas maravillas acuáticas tuve que tener un programa de trabajo flexible (suerte de estar guía turístico free lance). Así es el precio a pagar para disfrutar el único buen swell del verano. Pero estos 5 días excepcionales salvaron nuestras mentes de la depresión.

Ya se termino el verano en la Isla de Pascua y podemos decir que el hambre nos queda en el estomago… ¡el hambre de olas deliciosas, sabrosas y largas! Entonces vamos a empezar de nuevo a ponernos los trajes de neopreno para esperar la llegada de los swells grandes del invierno polinésico.


Iorana korua (saludos a todos) y nos vemos el próximo mes por: “to be or not to be” a SUPsurfista


Y para terminar, un video de lo que fue el verano polinésico...

.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada