sábado, 3 de septiembre de 2011

SUP Spot 006: Chiloé, SUP en Aguas de Leyendas

La leyenda cuenta que milenios atrás Chiloé era unido al continente, hasta que el espíritu de las aguas apareció en forma de culebra: el Cai-Cai Vilu. Este ordenó el ascenso de las aguas para inundar las tierras y sepultar a sus habitantes. Pero entonces apareció el espíritu de la Tierra, el Ten-Ten Vilu, también con forma de culebra, originando el inicio de una durísima lucha entre ambos. Mientras Cai-Cai Vilu elevaba el nivel de las aguas, Ten-Ten Vilu elevaba el nivel de las tierras, ambos tratando de proteger lo existente en sus respectivos dominios.
Finalmente la culebra Ten-Ten logró vencer a su enemiga, pero fue solo una victoria parcial ya que los campos de batallas no regresaron a sus límites originales. Los antiguos valles se habían transformados en golfos y canales, y solo los cerros y cordilleras se mantuvieron fuera del agua conformando el hoy conocido archipiélago de Chiloé.

Esta leyenda nos deja una clara representación de lo que es Chiloé: Un lugar único y mágico donde Mar y Tierra se encuentran con fuerza y majestuosidad. Un entorno extraordinario poblado por gente mística, un archipiélago bendecido en recursos agrícolas y marítimos, y preservado como muy pocos lugares de nuestro planeta.


(articulo sigue despues del salto de pagina)
Con todo sus atributos Chiloé debería ser un destino imperdible para cualquier enamorado de la naturaleza, pero extrañamente nunca había ido a conocer el archipiélago a pesar de vivir a unos pocos 1000 kilómetros de distancia… Quizás simplemente porque no se le conoce buenas condiciones de olas, quedando así fuera del mapa de los surfistas…


Pero el SUP literalmente me cambió el mapa, y Chiloé llegó entonces a ser parte de la lista de los lugares imperdibles. Cuando se dio la oportunidad de elegir un destino para vacaciones familiares, no lo dude 2 veces, y nos fuimos. Acompañado de mis padres, mi señora y mis hijas, no tenía derecho a la equivocación, había que satisfacer a todos incluyendo lo más complejo: mi propia necesidad de adrenalina!



Y Chiloé resultó ser el destino perfecto. Mientras su gente, gastronomía, su inspiradores paisajes y leyendas nos fascinaban a todos, sus aguas me invitaban cada día a una nueva aventura: “Downwind” de SUP de Cucao a Hullinco, cruzadas hacía islas desconocidas, paseos de exploración con mi hija Danahe, carreras con las barcazas para cruzar canales, y por supuesto la inevitable búsqueda de la ola en las playas del Pacifico. El límite me lo imponía mi propia imaginación.


De tanto recorrer en mi tabla de SUP, los Chilotes pensaron que me había sido seducido por la “Pincoya” y, locamente enamorado, no podía dejar de buscarla. 



Esa mujer que la leyenda describe de una extraordinaria belleza, simbol de la bondad de las costas de Chiloé, nunca cruzó mi camino, pero claramente las aguas chilotas me dejaron percibir sus encantos.

Texto Arnaud Frennet
 .


1 comentario :

Chiloe Expediciones dijo...

Estimado cuando piensas volver a chiloe, yo practico kayak y tengo una fascinación por el SUP, quiero adquirir mi primera tabla y no se por cual empezar. Que etes muy bien y gracias por los datos de recorridos.

Alvaro

Publicar un comentario