lunes, 31 de enero de 2011

SUPer Jardín Botánico en Gran Canaria


“Parece mentira que tras aquel fatídico y horrible verano de 2007, cuando toda la zona sureste de la isla de Gran Canaria era víctima de un tremendo incendio forestal por motivo de las altas temperaturas y fuertes vientos,  hoy en día subiendo a las montañas, aún podemos apreciar el rastro de  aquel incendio en los troncos de muchísimos pinos y palmeras canarias. “Muchas casas  inservibles,  cocinas, dormitorios, un verdadero desastre para muchas familias, animales, cultivos pero sobre todo fauna mucha fauna”, “Eduardo, yo corría asustada cuando veía entrar las llamas por mi cocina hacia adentro”, me comentaba doña Mercedita, que es como la conocen en el pueblo.


A sus 80 años, doña Mercedita es la mejor testigo de los grandes cambios que se producen en  la zona según las estaciones del año, tan fuerte puede ser el verano como tan frío el invierno. Siendo indiscutiblemente más favorable el invierno, la gran sorpresa e ilusión para todos los pueblerinos  llegaba hace unos días, cuando uno de los embalses, presas o como prefieran llamarle, llegaba al casi 99% de su capacidad de agua, algo que no sucedía desde 1991.


Muchos de estos desastres ocurridos en el mencionado verano tras el gran incendio, son ahora cubiertos por la gran cantidad de agua que las últimas lluvias han ido dejando en las islas Canarias.


Por nuestra parte, Isabel y yo hemos querido presenciarlo y vivirlo tan cerca o incluso más que los propios vecinos con nuestras tablas. Como si de un enorme Jardín Botánico se tratara, lo hemos recorrido de un extremo a otro presenciando lo que el agua ha cubierto.

Palmeras canarias, enormes cactus , pinos e incluso pequeñas granjas y establos dejándolos hundidos bajo el agua e inservibles. Para dejaros con una buena referencia, la presa en su zona más profunda tiene como unos 89 metros de profundidad y justo el día que estuvimos habían como unos 12.000.000 metros cúbicos, los cuales se aprovecharán para riegos, cultivos, uso doméstico, animales y otras necesidades.


Una vez más, el SUP nos ha dado  nuevas posibilidades, conocer otros rincones de la isla, su gente, sus costumbres y sus formas de  ver la vida”.







Fotos de Rodrigo Jiménez e Isabel Martínez

Fuente: Eduardo Diaz
.


No hay comentarios :

Publicar un comentario